sábado, 1 de junio de 2019

Presentación en la librería 80 Mundos


Ayer tuve la oportunidad de presentar Un franquismo con franquistas en la librería 80 Mundos de Alicante junto a mi compañero Josep Forcadell.


Entrevista en Canal Sur Radio

Gracias a mi buen amigo Rafael Guerrero, ayer tuve la oportunidad de presentar Un franquismo con franquistas en el programa La memoria de Canal Sur Radio:

http://www.canalsur.es/radio/programas/la-memoria/detalle/92.html


domingo, 19 de mayo de 2019

Elena Francis y el streaking


El trabajo que estoy realizando sobre Juan Soto Viñolo, el negro que redactó los guiones del consultorio radiofónico de Elena Francis, me ha permitido saber que debutó en el mundo de los libros con una crónica sobre el fenómeno del streaking, correr en pelota picada por lugares públicos como forma de protesta. Este negro no deja de darme sorpresas...


viernes, 26 de abril de 2019

Reseña de "Un franquismo con franquistas"



UN FRANQUISMO CON FRANQUISTAS

José Ramón Giner
(Diario Información, 25-IV-2019)

            Juan Antonio Ríos es uno de nuestros investigadores más singulares y de los más agradables de leer. No conozco a muchos profesores universitarios capaces de convertir su trabajo en una forma amable y rigurosa de divulgación. Al contrario de lo que sucede en los países anglosajones, la divulgación no está bien vista entre nosotros: se piensa que rebaja al que escribe. Es un viejo vicio de clase –de clase universitaria- que solo recientemente ha comenzado a cambiar. En este panorama, el profesor Ríos ha sido una excepción adelantada a su tiempo.

            Durante los últimos años, Juan Antonio Ríos ha publicado una serie de libros que nos permiten entender la dictadura del general Franco de una manera diferente a la que muestran la mayoría de los textos de historia. Hacía falta atrevimiento para acometer un trabajo como este. Usted puede ser feliz. La felicidad en tiempos del franquismo (2013), Nos vemos en Chicote. Imágenes del cinismo y el silencio en la cultura franquista (2015), Contemos cómo pasó. Imágenes y reflexiones de una cotidianidad, 1958-1975 (2016), a los que se añade ahora Un franquismo con franquistas, forman un conjunto en el que –por decirlo de una manera gráfica- el franquismo se presenta en ropa de andar por casa.

            Durante la Transición triunfó la idea de que el franquismo fue poco más que la obra del general Franco y de unos cuantos personajes que gravitaron a su alrededor. De pronto, descubrimos asombrados que el país se había quedado sin franquistas. Cuarenta años de dictadura apenas daban, por lo visto, para algunas decenas de nombres. Los libros del profesor Ríos desmontan esta quimera para mostrar otra realidad: el franquismo gozó siempre de un considerable apoyo oficial. «El invento de una dictadura sin franquistas funcionó desde los últimos años del régimen, cuando su previsible final abocaba a la búsqueda de una coartada que todavía circula con plena garantía», escribe en Un franquismo con franquistas.

            Para mostrarnos esa España de franquistas, Juan Antonio Ríos no recurre a los personajes principales de la historia que ya todos conocemos; con buen criterio, prefiere a los secundarios que ofrecen una mayor amenidad. En algunos casos, se trata de franquistas convencidos, de corazón; en otros, sin embargo, el protagonista no pasa de practicar un franquismo de ocasión, dispuesto a vestir la camisa que haga falta con tal de ganarse la vida. A lo largo del libro desfilarán el censor Ortiz Muñoz, el estrenista José Vicente Puente, Vizcaíno Casas, el autor de folletines radiofónicos Guillermo Sautier Casaseca, o, entre otros, ese «golfo distinguido» que fue Jaime de Mora y Aragón.

            Aunque Ríos no excusa en ningún momento la conducta de sus personajes, rara vez se muestra como un juez severo. Su mirada tiene siempre ese punto de generosidad de quien conoce las flaquezas de la condición humana y prefiere la ironía para evitar el rigor de la sentencia. A lo que no está dispuesto Ríos, sin embargo, es a permitir la tergiversación de la historia: el franquismo, como demuestra el libro, gozó de una amplia base social: jamás existió esa entelequia de un franquismo sin franquistas.


sábado, 23 de marzo de 2019

Vídeo de presentación de Un franquismo con franquistas

Gracias al trabajo de mi hijo Antonio, ya tenemos el vídeo de presentación del libro que aparecerá publicado en abril. Lo comparto con vosotros.




Lorenzo Silva


Ayer tuvimos la oportunidad de hablar con Lorenzo Silva en la segunda charla dedicada a la literatura y la memoria histórica celebrada en el marco de Alicante 2019. Capital de la memoria.



lunes, 18 de marzo de 2019

Charla con Ignacio Martínez de Pisón


El pasado día 15, tuve el placer de mantener una charla con mi buen amigo Ignacio Martínez de Pisón en el marco del programa de actividades de Alicante 2019. Capital de la memoria. El tema central fue la relación entre la memoria histórica y la literatura.


martes, 5 de marzo de 2019

Una excelente novela de Javier Valenzuela


Javier Valenzuela acaba de publicar una excelente novela ambientada en el Madrid sitiado de la Guerra Civil y que tiene, como personajes secundarios, a dos de las vedettes cuyas trayectorias analicé en El tiempo de la desmesura. Siempre recompensa saber que el trabajo de investigación ayuda a los novelistas cuando tratan de crear con rigor no exento de amenidad.


Décima tesis doctoral



El pasado 26 de febrero tuvo lugar la lectura de la tesis doctoral de Rita Rodríguez García sobre la colección El Club de la Sonrisa de la editorial Taurus. Y con esta son diez las dirigidas, con la perspectiva de poder doblar esa cantidad antes de la jubilación.




viernes, 22 de febrero de 2019

EMILIO RODRÍGUEZ, POLICÍA Y ACTOR



Estando ya revisadas las pruebas de imprenta de Un franquismo con franquistas, donde dedico un capítulo a la serie Crónicas de un pueblo, los responsables del Archivo General del Ministerio del Interior me remiten el expediente personal de Emilio Rodríguez Guiar, el actor que encarnó la figura del maestro en la citada serie. Los tiempos de la administración apenas se corresponden con los de la investigación, pues entre la petición y la respuesta ha mediado más de un año.

Al margen de lo escrito en el citado libro, el expediente de Emilio Rodríguez Guiar (Madrid, 1918-1983) ofrece algunos datos de interés. Tras haber sido combatiente en la Guerra Civil como militante falangista y voluntario en la División Azul desde junio de 1941 hasta el mismo mes de 1942, el por entonces «estudiante» en 1944 se presentó a las «oposiciones patrióticas», reservadas para quienes habían hecho méritos al servicio de los vencedores, y obtuvo una plaza en el Cuerpo Superior de Policía. Su ingreso en el mismo tuvo lugar el 28 de junio de 1945, siendo su primer destino Barcelona, desde donde pasó a Sabadell. En 1957, consiguió regresar a su ciudad natal para servir como Inspector de 2ª en el distrito de La Latina hasta su jubilación, a petición propia, en 1968 por padecer “claudicación intermitente”. Su mala salud ya tenía antecedentes, pues en su expediente figuran varias bajas por enfermedad que se suman a distintas excedencias voluntarias con diferentes motivos.

La trayectoria policial de Emilio Rodríguez apenas cuenta con elementos de interés al margen de los habituales en un inspector de policía. En su hoja de servicios, figuran varias felicitaciones por haber detenido a delincuentes comunes, tanto en Barcelona como en Madrid. En ningún momento parece haber tenido relación con la Brigada Político Social o haber participado en las tareas de represión política.

Ya en un escrito del 6 de febrero de 1960, Emilio Rodríguez Guiar declara actuar como «colaborador artístico literario en cinematografía sin horario fijo». Su afición por el cine debió prevalecer sobre su actividad como policía, que consideraría básicamente un trabajo capaz de aportarle seguridad económica. Sus superiores manifiestan en varias ocasiones que el funcionario había mostrado una intachable conducta, pero es indudable que los intereses de Emilio Rodríguez estaban más cerca de los cines que de las comisarías.

Casado desde el 21 de febrero de 1963 con Antonia Bajo Villaverde, el Inspector de 2ª clase se jubiló teniendo un hijo, Emilio Rodríguez Bajo, que nació poco después del enlace y fue piloto de aviación hasta su retirada. La popularidad de su padre fue tan intensa como olvidada por las nuevas generaciones.

Franco on trial

El pasado día 19 de febrero, tuve la oportunidad de presentar el documental Franco on trial junto con su director. Dietmart Post. La película se ha incorporado al catálogo de la UA y nos ayudará para divulgar la memoria histórica relacionada con la dictadura franquista.


lunes, 4 de febrero de 2019

La portada del nuevo libro


El nuevo libro, que saldrá publicado en marzo, ya cuenta con su portada gracias a mi hijo y a Renacimento. Ahora solo falta esperar los ejemplares y empezar a contar estas historias y semblanzas de tantos franquistas.